martes, 6 de mayo de 2014

Las sombras de Longbourn (Jo Baker)

"¿Y si Jane Austen hubiera dado voz a los criados?Son las cuatro de la mañana en Longbourn, la casa de los Bennett en Herdfordshire. Mientras las cinco hermanas y sus padres, los famosos protagonistas de Orgullo y prejuicio, duermen plácidamente, Sarah y Polly, las dos jóvenes doncellas, empiezan a trabajar a las órdenes de la anciana señora Hill, la cocinera. Todos llevan años repitiendo la misma rutina, pero saben que la vida es algo más que un simple ir y venir de trapos, cacerolas y escobas.Sarah es quien más desea arriesgar, y su pequeño y rutinario mundo finalmente cambia el día en que James Smith, un nuevo sirviente, llega a Longbourn arrastrando con él un pasado lleno de secretos y un futuro donde cabe la libertad. De repente, los sótanos y los áticos de la mansión cobran vida, y detrás de los delantales y los uniformes descubrimos criaturas que tienen mucho que contar. Mientras las hermanas Bennett duermen... sus criados por fin hablan, y vale la pena escuchar"

¡Y vaya que si vale la pena escuchar! Antes de empezar esta reseña, quiero aclarar que soy una gran fan de las novelas de Jane Austen pero sobre todo del libro Orgullo y Prejuicio, no porque sea el más conocido, sino porque fue casi mi primer contacto con esta escritora cuando tenía quince años (me había leído su relato Lady Susan que me había gustado pero no me había impactado) y eso marcó lo que iba a ser mi impresión con Jane Austen cuando leyese sus otras novelas. Orgullo y Prejuicio es, de todos los libros que he leído, uno de mi favoritos, el típico que me llevaría a una isla desierta y estoy obsesionada con esa historia. Me chifla no sólo releerla sino también ver las distintas adaptaciones cinematográficas que hay (sean fieles o no) y leer libros basados en este mundo... bueno,  lo de los libros más o menos, porque siempre me cuesta mucho ponerme a leer estas versiones por miedo a que estropeen o ensombrezcan la forma en la que yo veo esta historia. Algunas de estas versiones me encantan (vease Fitzwilliam Darcy: un caballero) y otras no las puedo ni ver (por ejemplo, La muerte llega a Pemberley, aunque la versión cinematográfica me gustó muchísimo). 


"Las sombras de Longbourn" es un libro que conozco, no sé desde cuando, pero que siempre supe que existía y que estaba por ahí. Sin embargo, cuando leí la sinopsis por primera vez no acabó de tentarme a leerlo así que simplemente me olvidé de él. Pero hace poco, no sé muy bien como, me lo volví a encontrar y esta vez la sinopsis sí que me atrapó, así que me decidí y ahora, dos días después, estoy escribiendo esta reseña.


La historia me gustó muchísimo, es muy atractivo ver este mundo desde el punto de vista de personas en las que nunca había pensado mientras leía o veía Orgullo y Prejuicio, es decir, estaban ahí y jugaban su papel pero yo no las veía. Esto me hizo darme cuenta de lo dura que debió ser la vida de los criados de las casas en esta época, no sólo porque sus trabajos eran físicamente destructivos, sino porque al igual que los lectores nadie se daba cuenta de que estaban ahí.


La trama es muy entretenida, te va envolviendo poco a poco y consigue que te sumerjas en el libro sin que te des cuenta. Al principio los personajes de Sarah y James Smith me recordaron un poco a los protagonistas originales de Orgullo y Prejuicio, Elisabeth y Darcy, porque ella se forma una idea muy equivocada y negativa de como es James en realidad y, al mismo tiempo, él mantiene una actitud un tanto fría y distante hacia ella, tal y como Darcy hacía. Entonces se me hacía que estaba leyendo la misma historia pero en una clase social diferente, esta sensación no duró mucho porque en seguida los personajes adoptaron su propia personalidad y se alejaron de los originales. La trama que les rodea es preciosa, llena de misterios, de secretos que te dejan con la boca abierta y luego el final...


Los demás personajes también los tengo muy bien valorados, no hubo ninguno que me pareciese poco trabajado o prescindible, todos tenían su trama (aunque algunas sólo durasen un párrafo) y llegas a sentir mucho cariño por todos y te das cuenta de que en el fondo, son una pequeña familia sin lazos de sangre que no sabrían que hacer los unos sin los otros.


Con respecto a los personajes originales, sus breves y escasas apariciones están perfectamente en línea con lo que Jane Austen escribió, realmente parecían los mismos, es como creo que ellos actuarían en esas situaciones, a excepción de los últimos capítulos en los que me pareció que la autora perdió un poco el control de los originales y mostró reacciones que no se corresponden con los caracteres que Jane Austen escribió. De todos los originales, el que tiene mucha importancia es el señor Bennet, me quedé a cuadros al ver el papel que jugaba en la trama, pero después de pensarlo...quien sabe, era bastante posible, en la novela original nunca se supo demasiado de él. 


Lo que más me gustó y al mismo tiempo más odie, fue que la trama original quedó muy aislada de la trama que Jo Baker escribió. Lo bueno, es que no perjudica para nada la visión que yo tengo de Orgullo y Prejuicio, es una historia totalmente distinta y los personajes originales son meros extras en ella, lo cual es beneficioso porque así no había riesgo de quedar decepcionada. Pero, les eché en falta, tenía ganas de ver a Darcy y Elisabeth interactuar y me quedó esa añoranza.


Lo mejor, ver como era el día a día del servicio. Eso es una cara totalmente nueva para mí de esa época, y te cuenta como eran tareas que ni siquiera te planteabas como se realizaban.


Lo peor, los últimos capítulos me parecieron super rápidos, yo esperaba que se hiciese más hincapié en la trama original de Lidia (uno de los personajes de Jane Austen) porque pensaba que esa situación también afectaba al servicio de la casa, y a esa trama original Jo Baker le dedicó unos pocos párrafos. Pero bueno, entiendo que esa es su visión y no le resta ningún valor al libro.


En general, yo recomiendo al 100% esta novela a cualquier fan de Orgullo y Prejuicio, no lo dudo ni un segundo. Algunas reseñas que he leído consideran que no es necesario leerse la novela original para entender esta y yo no sé si estar o no de acuerdo. Por un lado, la trama principal es totalmente nueva así que se puede leer sin saber nada más pero el fondo del escenario de esta historia es Orgullo y Prejuicio y hay multitud de detalles que en "Las sombras de..." se dan por hechos y que son explicados en la historia original, así que no sé si se puede leer independientemente o no.



"Todo era inocente; Sarah no podía imaginar que estuviese interesado en
ella por el simple hecho de que secara las tazas que ella había lavado"

"Si aquel buen hombre seguía con vida, James lo
encontraría; el señor Bennet, que años atrás se había molestado en
preguntarle si era feliz"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...