lunes, 9 de junio de 2014

Hojas de Dedalera (Victoria Álvarez)


"Londres 1888. Desde niña Annabel Lovelace se ha visto obligada a vivir con su tío, guarda del Cementerio de Highgate, donde descubre su extraña habilidad para comunicarse con los muertos, quizás gracias a la enfermedad cardíaca que la obliga a vivir entre la vida y la muerte.


Años más tarde, una serie de misteriosas casualidades la convertirán en la médium más influyente del Imperio Británico. Sin embargo, su don la llevará a descubrir secretos que deberían haber permanecido ocultos y que pondrán en jaque la aristocracia londinense"






Encontrarme por casualidad con este libro en una tienda de segunda mano terminó convirtiéndose en uno de los mejores descubrimientos, en cuanto a libros se refiere, que he hecho este año. Me gusta mucho el género dedicado al más allá, los fantasmas, los médiums...así que este libro ya tenía desde el principio muchos puntos para pasar a formar parte de mi estantería, pero lo que me terminó por convencer para comprarlo fue el hecho de que esté ambientado en el Londres victoriano. Siempre he sentido una gran fascinación tanto por Londres como por Escocia, dos lugares que me encantaría visitar en algún momento de mi vida, y en lo que espero a que se presente esa oportunidad (porque sé que se va a presentar) me conformo con leer todo lo que caiga en mis manos y que esté ambientado en estos lugares (especialmente si se desarrolla en épocas pasadas, lástima que no exista una máquina del tiempo). 


Desde mi punto de vista "Hojas de Dedalera" está a la altura de sus buenas críticas, no sólo en su trama sino también en su forma de estar contada. El argumento gira en torno a Annabel Lovelace, quien descubre que tiene un don para ver fantasmas cuando sólo es una niña, siendo su madre (una de las víctimas de Jack el Destripador) el primer espíritu al que ve. Su capacidad enseguida es aprovechada por su tío  (personaje al que le tengo un asco muy grande) quien ve en la niña su gallina de los huevos de oro particular. Durante un tiempo Annabel hace todo lo que su tío le dice, hasta que una noche él se emborracha más de lo habitual después de una sesión y tanto Annabel como su tía se ven obligadas a escapar del cementerio e irse lo más lejos posible. En su huida, la niña recibe la ayuda de un caballero desconocido que asiste a un funeral y que le habla de un camino abandonado a través del cual podía salir del cementerio sin que nadie la viese. 

Diez años después Annabel se ha convertido en una joven médium de veintiún años, cuya fama se extiende hasta la misma reina Victoria. En estos años ha conseguido todo aquello de lo que carecía de niña; una casa, dinero, respeto, una familia compuesta por su tía y una niña a la que acogió...sin embargo hay algo que ella nunca ha podido conseguir, la identidad del caballero sin nombre que la ayudó aquella noche en el cementerio. Ha fantaseado muchas  veces con conocerlo pero sabe que es imposible y que tarde o temprano tendrá que olvidarse de él (vamos, que se ha enamorado y perdidamente además). Una inesperada visita en busca de sus servicios como espiritista terminan trayendo de vuelta a su vida a ese caballero...sólo que como fantasma.

Suma a la trama un inspector que investiga los asesinatos que el desaparecido Jack el Destripador realizó años atrás, más que el fantasma de la madre de Annabel huye de su hija como si ocultase algo siempre que ésta trata de ponerse en contacto con ella, y ya tienes un libro interesante, fresco y ligero para pasar la tarde.


A mí personalmente el libro me gustó muchísimo y ya tengo pensado conseguir otra de las novelas de la autora: "Tu nombre después de la lluvia" que comparte el mismo género que "Hojas de Dedalera". 

Lo que más me gustó fue el estilo con el que Victoria Álvarez escribía la historia. Realmente consiguió que viese a mi alrededor todo ese mundo que ella describía. Era capaz de ver con todo lujo de detalles las calles, las casas, las verjas, al inspector Willoughby fingiendo leer el periódico mientras espía a Annabel....  y todo eso sin que Victoria Álvarez abuse de las descripciones, lo cual es todo un logro. 

Lo que menos me gustó fue una cosa que sucedió en la tercera parte del libro. No es que no me gustase, pero si que me resultó demasiado repentino y en el momento me quedé muy perdida (luego fue evidente que esa era la intención de la autora), aún así me hubiese gustado que eso (el paso de Víctor Rosenfield al Otro Lado) estuviese un poco más explicado o que por lo menos tuviese una escena que explicase como fue. Quitando eso no veo ningún otro defecto en el libro, algunas partes eran mejores que otras y algunos giros eran predecibles pero es imposible hacer una historia perfecta, a mí me enganchó ya desde el principio y en ningún momento perdí interés así que yo se lo recomiendo a todo aquel al que le guste el género de fantasmas y las historias románticas mezcladas con un poco de trama policial. Si os animáis espero que os guste ;)
Por Marta R.Onís.
    
"Soy una persona normal, tan normal como tú, con la única diferencia de que soy capaz de ver y escuchar cosas que los demás no pueden percibir"


"En nuestro universo sucedió"


"-¿Cuánto tiempo llevas tocándome?
-Desde que me di cuenta de que moriría por segunda vez si no lo hacía"



                                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...