domingo, 18 de enero de 2015

Lady Susan (Jane Austen)

"Somos testigos en esta novela primeriza de Jane Austen de las intrigas y engaños de una hermosa e inteligente viuda, temida por su fama de seductora. Tan malvada como bella, lady Susan, a quien sólo le faltan riquezas, descubre las flaquezas de los demás y es capaz de calcular los efectos de sus acciones con la precisión de un reloj. A través de las cartas que los distintos personajes se mandan, los lectores vamos descubriendo, no sin sorpresa, la sutil red que la hábil lady Susan ha tejido para conseguir sus propósitos: casar a su hija con un hombre rico mientras se distrae acumulando conquistas"

Le tengo un cariño muy especial a este relato debido a que fue la primera obra que leí de Jane Austen y, aunque no fue la novela que me ató a esta escritora, siempre la recordaré por ser una de las primeras que me introdujo en el maravilloso género de los clásicos. Tal vez "Lady Susan" no sea el el primer libro que recomiendo al pensar en este género, pero siempre que me acuerdo de cómo llegué a "Orgullo y Prejuicio" surge este relato. Corto, sencillo, pero impactante. He decidido volver a releerlo porque hace seis años que no lo saco de su estantería y los libros, aunque no lo parezca, cuentan historias distintas dependiendo del momento en el que los leas. Esta no ha sido la excepción.

Lady Susan es una mujer muy inteligente y observadora. Entiende como funcionan las personas y siempre sabe exactamente lo que debe hacer para conseguir lo que desea de ellas. Calculadora, preciosa, inteligente y tremendamente manipuladora; esta extraña protagonista de Jane Austen sólo encuentra placer utilizando sus habilidades para controlar a los demás y conquistar a tantos hombres como puede conocer. Tras verse envuelta en un grave escándalo donde puso fin a un matrimonio y frustró un futuro compromiso, lady Susan decide refugiarse en la casa de su cuñado hasta que pase el temporal. Allí se encuentra con su cuñada, quien nunca se ha fiado de ella y le hace muy poca gracia la presencia de la seductora en su casa, y con el hermano de ésta, Reginald De Courcy. Decidida a darle una lección a su cuñada por su desconfianza, lady Susan inicia un sutil pero constante coqueteo con Reginald hasta que le tiene comiendo de la palma de su mano. Nada de lo que sus familiares le dicen o piden consigue arrancar al hombre de la red en la que se encuentra atrapado, nada excepto la repentina llegada de la hija de lady Susan, Frederica, quien podría cambiarlo todo. 

Cualquiera que haya leído los libros de Jane Austen, se sorprenderá al leer este corto relato ya que la protagonista no se parece en nada a las demás de sus libros. Los personajes principales de esta escritora se caracterizan por ser inteligentes, buenos, compasivos... un montón de rasgos positivos los cuales, a excepción de la inteligencia, lady Susan no comparte. Ella es cruel, dura, fría y vengativa, no le tiembla la mano a la hora de hacer daño a los demás y nunca se arrepiente de sus actos. Es algo impactante encontrarse con este cambio y más sabiendo que este relato es anterior al resto de sus obras porque nos hace preguntarnos que clase de historias habría escrito Jane Austen de haber tenido la libertad de hacerlo. Lamentablemente la innovación es breve y con un final apresurado que te deja con una extraña sensación de desilusión, no por que la historia no valiese la pena, sino porque deseabas saber más.



Lo que más me ha gustado, ha sido el tira y afloja de los personajes con Lady Susan. Durante las escasas cien páginas del relato vemos a Lady Susan salir airosa de todos los rumores, situaciones y casi descubrimientos que van haciendo los personajes a su alrededor. Como lectores llegamos incluso a sentir rabia al ver como esa mujer siempre se sale con la suya y no parece haber forma de atraparla en su mentira. Sin lugar a dudas, Lady Susan es uno de los personajes más complejos y oscuros que Jane Austen escribió y es una lástima que este relato  no se convirtiese en una novela más extensa, que nos permitiese conocer mejor a todos personajes y que tuviese un final más desarrollado.

Lo que menos me gustó, el final me pareció demasiado precipitado. Justo cuando nos encontrábamos en lo mejor de la historia, cuando la tensión es palpable a través de las cartas...se termina. Además, el final es más un resumen que un verdadero desarrollo y es una pena porque Jane Austen tenía un gran talento que demostró en todos sus libros, pero que en éste brilla de una manera muy especial. Fue capaz de crear una protagonista tremendamente complicada de plasmar y pudo haberla explotado más, los lectores lo habríamos agradecido.

En resumen, "Lady Susan" es un relato muy entretenido con personajes que desde luego se disfrutan y un estilo ligero que te permite leerlo en apenas una hora, por lo que es la clase de libro que podéis coger cuando no tengáis mucho tiempo pero queráis entregaros a las páginas de una buena historia.



"Algunas madres hubieran insistido en que sus hijas aceptaran tan magnífica oferta en un principio, pero yo no tenía fuerzas para obligar a Frederica a contraer un matrimonio contra el que su corazón se rebelaba; por ese motivo, en vez de adoptar tan tiránica medida, me propongo simplemente hacerle la vida imposible hasta que, de forma voluntaria, se decida a aceptarlo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...