martes, 3 de marzo de 2015

Never Never (Colleen Hoover y Tarryn Fisher)




"Mejores amigos desde que aprendieron a caminar.
Enamorados desde los catorce años.
Completos extraños desde esta mañana.
Él hará lo que sea para recordar. Ella hará lo que sea para olvidar"








Confuso y contradictorio, pero en el buen sentido, son los dos adjetivos perfectos para describir este libro y la sensación que te deja cuando lo terminas. Hay críticas bastante buenas sobre "Never Never" y esa fue una de las primeras cosas que llamó mi atención y que me dio el empujón que necesitaba para ponerlo el primero en mi lista de pendientes. He de decir que no me he arrepentido en absoluto. Pese a lo corto que es este primer libro, no llega a 200 páginas, he disfrutado cada párrafo y cada detalle que he leído en él y justo ahora que se están terminando todas mis sagas favoritas necesitaba algo nuevo y diferente a lo que engancharme. 









"Never Never" es la historia de Charlie y Silas, Dos adolescentes de unos diecisiete años que de repente pierden la memoria. Y no me estoy refiriendo a que tuviesen un accidente y se hiciesen una lesión grave, sino que, así sin más, de un minuto para otro todos sus recuerdos se han ido. Dejando a un lado el evidente ataque de pánico que ello conlleva, Charlie y Silas se encuentran en un instituto, rodeados gente que son incapaces de reconocer y sobre todo sin tener ni idea de quienes son ellos mismos. Sabiendo que no pueden acudir a nadie porque lo que les ha sucedido es imposible de creer, deciden fingir ante todo el mundo que no les ha pasado nada mientras tratan de descubrir la clase de personas que eran apenas una hora antes. Sin embargo, lo que ya era bastante complicado de por sí, empeora cuando se dan cuenta de que algo muy extraño estaba pasando en sus vidas. Detrás de todo el odio que había entre sus familias, los problemas personales entre ellos dos, las mentiras y los engaños; detrás de todo aquello hay algo más que los lectores ni siquiera podemos llegar a intuir y que es lo que nos va enredando cada vez más en esta historia hasta estar completamente atrapados en ella. Los lectores vamos descubriendo junto con Charlie y Silas un pasado y un presente que no tienen ningún sentido y que parece contradecirse con cada nuevo paso que dan. Eso es lo que más despertó mi curiosidad, que nada tenía sentido. Estoy deseando que que la segunda parte sea publicada cuanto antes porque esta es una de esas pocas veces en las que no soy capaz de pensar ni una sola teoría razonable que pueda explicar lo que sucede con los protagonistas, cosa que no me ocurre desde que leí "La oscura verdad de Mara Dyer". 




Otra cosa que me ha encantado de este libro a sido la trama amorosa. Al igual que todo lo demás la relación entre los dos protagonistas es caótica y sin ningún sentido. Es evidente que Charlie y Silas tenían una relación complicada en la que estoy deseando profundizar pero la forma en la que ambos vuelven a conocerse y poco a poco a enamorarse que ha cautivado. Me han gustado todos esas pequeñas cosas que iban descubriendo sobre como eran juntos, los detalles que tenían el uno con el otro y lo diferentes que eran antes a como son son ahora. He de decir que, en ese sentido, los capítulos contados desde el punto de vista de Silas son una maravilla. Ese chico no sólo consigue que te enamores de él sino que también te enamores de Charlie y de su relación a través de sus ojos. Es evidente que esos dos están hechos el uno para el otro.

Lo que más me ha gustado ha sido todas las contradicciones de la historia. Normalmente sería algo que criticar pero en este caso creo, o espero, que esas contradicciones escondan una buena historia detrás y si no lo hacen...bueno, la historia seguirá siendo increíblemente buena a pesar de no seguir el camino que yo pensaba. También me ha gustado mucho el giro argumental que da al final del libro, aunque espero que eso que sucede sólo sea una hipótesis y que el siguiente libro no comience como promete por muy buena idea que sea (por muy buen final que sea, sería bastante aburrido que los protagonistas volviesen a olvidarlo todo y tuviesen que pasarse todo el segundo libro conociéndose y confiando el uno en el otro de nuevo)


Lo que menos me ha gustado, pese a lo mucho que me ha gustado este libro, he de admitir que hay algo que no me ha acabado de convencer y es que esta primera parte no te resuelve ni una sola de las muchas preguntas que plantea. Comprendo que se trata de una trama de misterio y que cumple muy bien su objetivo de enganchar al lector con todas esas dudas e interrogantes, pero hubiera estado bien compensar al lector con alguna respuesta, quitando por supuesto el descubrimiento que pone fin al primer libro. Eso ha sido probablemente lo que menos me ha convencido, de todas formas presiento que la espera hasta el segundo libro valdrá la pena. 

En resumen, si te gustan las historias de misterio donde cada detalle cuenta y los finales que te dejan con muchas ganas de más, "Never Never" es tu historia.






"Si la conociera mejor, la abrazaría. Le sostendría la mano. Algo. No sé qué hacer. No hay un protocolo sobre cómo consolar a tu novia de cuatro años, que justo conociste esta mañana"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...