martes, 10 de marzo de 2015

Sunset Rising (S.M. McEachern)

"Febrero 2024: Desesperados por encontrar un lugar donde refugiarse de la tormenta nuclear, un grupo de civiles descubre un bunker secreto del gobierno. Son recibidos por una lluvia de balas y les dicen que den media vuelta, pero los frenéticos refugiados se mantienen firmes y a regañadientes les permiten entrar. Pero el precio de la entrada es alto. 

283 años después...la vida como esclava del Abismo nunca fue sencilla, pero para Sunny O´Donnell cada vez era peor. Su madre había sido asesinada en el Desecho primaveral anual, dejándola sola con su padre que ha renunciado a la vida. No ayudaba que su novio Reyes Crowe la estuviese presionando para casarse y abandonar a su padre a su suerte. 

Sunny no pensaba que la vida pudiese empeorar hasta que la obligaron a ir a la Cúpula para servir y entretener a la élite en una despedida de soltero. Ahí es donde conoció a Leisel Holt, la hija del presidente, y a su prometido, Jack Kenner. Ahora la buscan por traición. Y si la cogen será ejecutada" 


Empecé a leer este libro más que nada porque el argumento me recordaba ligeramente a la trama de mi serie de televisión favorita, "Los cien", por todo eso de la guerra nuclear, el bunker y los civiles abandonados a su suerte durante la guerra. Pero ya desde el mismo momento que pasé la primera página me di cuenta de los distintas que son ambas historia. Si bien es cierto que aún guardan ciertas similitudes, en este libro nos podemos encontrar una historia original y diferente que sabe mantener al lector interesado y pendiente de todo lo que está sucediendo a medida que van pasando las páginas. 



Todo comienza cuando estalla la Tercera Guerra Mundial y Estados Unidos es bombardeada por bombas nucleares, lo que obligan a las familias más ricas y poderosas del país a refugiarse en un bunker militar que habían estado preparando meses antes del inicio de la guerra. Los civiles y personas menos importantes son abandonadas a su suerte en el exterior. Sabiendo lo que les sucederá si quedan a merced de la radiación, los ciudadanos en un ataque desesperado arremeten contra el bunker y exigen su derecho a entrar en él. A pesar de la resistencia de los soldados que les impiden la entrada y que no dudan a la hora de disparar, los civiles ganan esa batalla pero el precio de la victoria es más grande de lo que en un principio imaginaban. Aquellos que antes eran libres para tomar sus propias decisiones, se ven ahora convertidos en esclavos sin derechos ni voz. Condenados a servir a la élite preseleccionada para formar parte de los supervivientes, los recién llegados sólo pueden agachar la cabeza y esforzarse por no cometer un sólo error que los condene a todos. 283 años después las cosas sólo han cambiado para empeorar. Las reglas se han endurecido y los esclavos han perdido el derecho a ser considerados humanos. Sólo son sirvientes desechables y con fecha de caducidad. Saben que no pueden rebelarse, pero tampoco pueden seguir viviendo así. En medio de todos ellos e intentando pasar desapercibida, Sunny O´Donell hace todo lo posible por sacar adelante a su padre y a sí misma, pero un simple error de su mejor amiga las arrastra a las dos a un destino que ninguna de ellas estaba preparada para asumir. 






Muy pocos libros han conseguido últimamente mantenerme despierta hasta la madrugada (aún a pesar de tener clase al día siguiente) como lo ha hecho este. La originalidad del tema y lo bien construida que está la trama consiguieron que fuese un auténtico suplicio dejar de leer y tener que esperar hasta el día siguiente para poder saber como continuaba. Hay muy pocas cosas que no me hayan gustado de la historia ya que todo, incluso los detalles más pequeños conseguían llamar mi atención a medida que iba entendiendo como funcionaba el bunker y las distintas sociedades que había dentro de él. Por otro lado, los dos protagonistas me han gustado y me ha gustado mucho la forma que se ha ido desarrollando la relación entre ellos, ya que por una vez no caen enamorados el uno del otro nada más verse, si no que ambos se ven obligados a permanecer juntos en una situación extrema para ellos a pesar de la poca o nula confianza que tenían el uno en el otro. Poco a poco la convivencia obligada les lleva a darse cuenta de que se necesitan y que deben aprender a confiar entre ellos si de verdad quieren sobrevivir. Su relación es bastante más realista que muchas otras que he leído y los sentimientos que surgieron entre ellos comprensibles. No tengo mucho más que decir sobre el libro excepto !menudo final!. En serio, el libro era normal tirando a bueno hasta que leí ese final que me dejó con la boca abierta. Estoy deseando leer la segunda parte cuanto antes porque si el primer libro, la supuesta introducción, es así no me puedo ni imaginar como será el resto de la trilogía, ojalá que la espera no se haga demasiado larga

Lo que más me ha gustado, ha sido sin duda el tema central en torno al que gira la novela y la jerarquía que se impuso en el bunker con la llegada de los civiles en busca de refugio. La sociedad de los esclavos en especial me ha llamado mucho la atención por la gran variedad de detalles y personajes que la formaban y lo bien que encajaban todos los personajes secundarios dentro de la historia. Normalmente los personajes secundarios suelen estar muy descuidados, especialmente en los libros juveniles, pero en esta ocasión todos, ya salgan más o menos, tienen una importancia especial e historias propias que enriquecen ese mundo en el que vive Sunny. Por lo tanto, las cosas que más me han gustado sería la sociedad que se crea en el bunker y lo bien trabajados que están los personajes secundarios. 

Lo que menos me ha gustado, esperaba que hubiese bastante más acción a lo largo del libro. Hubo mucha tensión y suspense en la trama pero también había momentos en la historia que se paraba demasiado tiempo en lo mismo. Por ejemplo, el tiempo que Sunny y Jack pasaron escondidos en el Hoyo, aunque vital para la historia, se hacía bastante lento en ocasiones y daba la sensación de que algunas de las cosas que sucedían eran innecesarias. Pero como en ningún momento se hizo aburrido y siempre había algún motivo o detalle por el que seguir leyendo, esta falta de acción no supone una gran crítica a la historia.

En resumen, este libro tiene todo lo que se necesita para sorprender al lector y dejarle con ganas de más (sobre todo con ese final). Si alguien está dudando debido a la gran invasión que tenemos últimamente de libros futuristas, yo le recomendaría que le diese una oportunidad ya que el tema y el ambiente en el que éste está situado es bastante diferente a todo lo que se estamos acostumbrados últimamente. Espero que os guste si os animáis. 





"Solo estoy diciendo que la historia puede ser cambiada de diferentes maneras. Puede ser revisada o puede ser olvidada. Pero si nos olvidamos de los errores que cometimos en el pasado, estamos condenados a repetirlos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...