domingo, 11 de octubre de 2015

"La chica danesa" (David Ebershoff)


"Copenhague, 1925. Gerta y Einar son una pareja de pintores. Una tarde a ella le falta la modelo y le pide a él que pose vestido de mujer. El instante en que la seda del vestido se desliza sobre su cuerpo es una revelación, la realización del sueño de ser"











En el año 1931 una bonita mujer, que muchos conocían por ser la inspiradora de una serie de cuadros aplaudidos por la crítica, murió por complicaciones tras una operación que ni siquiera se sabía que era posible. Durante los años anteriores parte de la sociedad se había escandalizado al descubrir que el famoso pintor, Einar Wegener, había empezado a vestirse y comportarse como una mujer y que incluso había solicitado que cambiasen los registros para dejar de figurar como un varón. "La chica danesa" es la apasionante y agridulce historia de la primera persona en someterse a una operación de cambio de sexo.


Todo comienza el día que la artista Gerda Wegener le pide a su marido que pose para ella con unas medias y un vestido, para sustituir a una modelo que llegaba tarde. Lo que comienza siendo una situación algo incómoda para Einar Wegener, se termina convirtiendo en una impactante revelación. Por primera vez en mucho tiempo, sintiendo la seda del vestido entre sus dedos y las medias ceñidas en sus piernas, se descubrió cómodo en un cuerpo que a veces se le hacía extraño. Durante los meses siguientes intentó luchar contra su deseo de volver a vivir esa sensación, pero finalmente, un día, su esposa y él empezaron a jugar a un juego que al principio era sólo eso, un juego. La joven Lili Elbe aparecía y se iba, rompiendo la monotonía del matrimonio. Al principio una vez cada cierto tiempo, después una vez al día y con el tiempo la presencia de Lili era tan frecuente como la de Einar. Es entonces cuando el matrimonio inicia una odisea para conseguir lo que ambos sabían que Einar necesitaba: el cuerpo de Lili. 

He de admitir que cuando terminé de leer este libro mis sentimientos eran bastante confusos. Durante mucho tiempo no fui capaz de decidir si me había gustado, si no me había gustado, si me había parecido interesante, si me había parecido aburrido, o todo al mismo tiempo. Ahora que he investigado un poco más la historia real de Lili Elbe me atrevo a decir que, efectivamente, "La chica danesa" es una historia que, si bien no recomendaría a todo el mundo, merece la pena ser leída. 


El libro se cuenta principalmente a través de tres personajes: Einar Wegener, Gerta Wegener y Lili Elbe. Cada uno de ellos con su propio pasado, su propia manera de interpretar el mundo y sus propios deseos. Vamos conociendo capítulo a capítulo cada detalle de estos tres personajes y sus papeles en la transformación de Einar a Lili, al mismo tiempo que compartimos sus temores y sentimientos.



Mientras estás leyendo, la historia te envuelve y te hace querer saber más pero a veces, ese deseo del escritor de contar tantas cosas de los personajes, hace que el libro pueda llegar a hacerse muy largo y pesado. No es hasta la última parte que la historia arranca y nos metemos de lleno en la transformación, haciendo casi imposible dejar el libro. Me han resultado especialmente fascinantes los capítulos de Einar, ya que es en ellos en lo que de verdad entendemos el sufrimiento y la lucha que tuvo que vivir a lo largo de su vida por tener que fingir ser una persona que no era en realidad; la tristeza, la desesperación, la impotencia...todos esos sentimientos se encuentran en esos capítulos que, por desgracia, son mucho más escasos de lo que me gustaría. Einar es el punto fuerte de este libro y en el que más me hubiera gustado profundizar. Por otro lado, Gerta y Lili son personajes muy interesantes a través de los cuales podemos conocer matices de la historia que a veces ni siquiera te planteas cuando ves estos casos en las noticias o en el cine.

Lo que más me ha gustado ha sido, como es evidente, el punto de vista del personaje de Einar por los motivos que ya he contado. La forma en la que el escritor ha conseguido transmitir esa desesperación y tristeza me ha parecido impactante y ha sido muy sencillo implicarse emocionalmente con él. "La chica danesa" es un libro lleno de personajes fascinantes como Gerta, Carlise o Hans, pero es Einar el que, para mí, más ha conseguido destacar.

Lo que menos me ha gustado, el libro se me llegó a hacer muy largo y eso que apenas tiene más de 300 páginas, pero el escritor quiere que conozcamos tan bien a los personajes que a veces se desvía de la historia original por más de dos o tres capítulos. Terminado el libro se agradece, ya que te deja la sensación de comprender perfectamente la forma de actuar de todos los que han formado parte de él, pero en el momento se hace bastante pesado. Otra cosa que no me acabó de convencer han sido algunas cosas del comportamiento de Einar y Lili cuando dejaban de ser uno para ser el otro. Por ejemplo, que Einar parecía incapaz de recordar las cosas que había hecho cuando Lili tomaba el control y viceversa. Aunque meditándolo ahora creo que podía se una especie de defensa que había desarrollado para afrontar la difícil situación que estaba pasando.


En resumen, ha sido necesaria una semana de meditación para aclarar mis impresiones pero ahora me atrevo a decir que "La chica danesa" es un libro que se merece una segunda lectura para poder captar bien todos sus detalles. No es un libro que me atreva a recomendar a cualquiera, pero si sientes curiosidad por él, adelante, dale una oportunidad, merece la pena. 


Por último me gustaría aclarar que aunque este libro se basa en hechos reales, los datos son demasiado escasos como para crear una historia consistente, por lo que el escritor se ha tomado la libertad de alterar la historia y contarla desde su propio punto de vista. Por lo que si buscáis la historia real de Lili Elbe, este no es el libro adecuado.

El 15 de Enero se estrenará la adaptación cinematográfica de este libro, dirigida por Tom Hooper, escrita por Lucinda Coxon y protagonizada por Eddie Redmayne, debajo os dejo el trailer. Para conocer al resto del reparto sólo tenéis que pulsar aquí. Y si queréis saber un poquito más de la historia real pulsad aquí.  



"Einar sólo conseguía concentrar su atención en la seda que le cubría la piel como una venda. Sí, así le había parecido la primera vez: la seda era fina y móvil, que casi se diría gasa, una gasa empapada de bálsamo que le caía delicadamente sobre una piel enferma y la curaba. Incluso el apuro de estar de pie ante una mujer comenzó a dejar de preocuparle, porque la veía absorta en su pintura con una intensidad totalmente ajena a ella. Einar empezaba a sumirse en un vago mundo de sueños en el que el vestido de Ana podía pertenecerle a cualquiera, incluso a él"



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...