domingo, 28 de febrero de 2016

"Una llama entre cenizas" (Sabaa Tahir)

"En un mundo regido por la ley marcial de la Roma Antigua, el precio de la desobediencia es la muerte. Laia y su familia sobreviven en los callejones más pobres, sin cuestionar el orden establecido. Han visto lo que les pasa a quienes se atreven a desafiarlo.

Cuando encarcelen a su hermano por traición, Laia se verá obligada a acudir a la resistencia. A cambio de su ayuda, deberá espiar para ellos en la Academia Militar. Allí conocerá a Elias, el soldado más prometedor del Imperio y también su mayor opositor.

Laia es esclava, Elias es soldado. Ninguno de los dos es libre.
Solo uniendo sus destinos podrían cambiar el de todos"




Puedo describir este libro con dos palabras: ¡por fin!. ¿Sabéis cuánto tiempo llevaba esperando por un libro así? ¿Un libro juvenil y distópico que me enganchase desde la primera página y me mantuviese con los nervios a flor de piel durante las 447 restantes? Yo misma os lo diré, demasiado tiempo. Es cierto que en los últimos meses he leído bastantes libros de esta categoría y, aunque muchos de ellos me habían gustado, hacia mucho que no me encontraba con uno que me atrapase tanto como "Una llama entre cenizas".




La historia está construida en torno a dos personajes principales, Laia y Elias, que pese a encontrarse en situaciones sociales totalmente opuestas tienen en común una cosa: para ellos la libertad no existe, y el mero hecho de desearla puede causarles la muerte. En un mundo futurista donde la ley marcial se ha instaurado y gobierna a los ciudadanos con mano de hierro hay que tener mucho cuidado con las cosas que se dicen, hacen o, incluso, en las miradas que se lanzan. La más mínima transgresión  es castigada con la llegada a plena noche de los Máscaras quienes lo más clemente que pueden hacerte es ejecutarte en tu propia casa y luego marcharse. Ese es el mundo en el que Laia vive y al que se ve obligada a enfrentarse la noche que vienen a por su hermano. Desesperada por salvarle, por remendar un error que cree haber cometido, Laia está dispuesta a hacer cualquier cosa que le pidan, incluso infiltrarse como espía en el lugar más peligroso del país, con la mujer más peligrosa de todas: la comandante de la academia militar para Máscaras, Risco Negro. El mismo lugar del que Elias está desesperado por escapar. Reclutado siendo un niño, Elias nota como la violencia se está adueñando de su vida y sabe que no puede vivir así, que no quiere vivir así. Está dispuesto a poner su vida en juego si es necesario pero no quiere pasar ni un momento más en ese lugar en el que sólo entrenan a asesinos. Encontrarse sólo puede significar dos cosas: conseguir su libertad o provocar la destrucción de sí mismos y de todo un país. 

Supe que tenía que leer este libro desde el mismo momento que vi su portada. No es una forma muy racional de escoger una lectura pero al verla sentí que iba a ser una historia escrita especialmente para mí. Por eso me presenté en la librería el mismo día que se publicó y me hice con un ejemplar que en seguida me puse a leer. Eso fue hace meses y me avergüenza decir que, pese a encontrarse entre mis libros favoritos del año 2015, había estado posponiendo la reseña hasta ahora. "Una llama entre cenizas" es un libro que te hace sentir mil cosas a la vez: temor, impotencia, desesperación, tristeza... y que sin embargo no puedes dejar de leer ni un sólo minuto. La forma que tiene la escritora de contar la historia consigue atraparte en ese oscuro mundo que ha creado y en el que no hay un sólo momento de tranquilidad, ni para los lectores ni para los personajes. Éstos, no lo bastante profundos todavía, tienen rasgos que los hacen muy atractivos y que consiguen que, por lo menos en mi caso, sean todos interesantes para la historia y con los cuales es imposible no encariñarse, incluso con aquellos que sólo salen una o dos veces. Desde luego, entre los personajes y la historia no puedo dejar de contar los días hasta la llegada de su siguiente parte, porque me niego a conformarme con ese final. Ni hablar. 




Lo que más me ha gustado, ha sido el mundo que Sabaa Tahir ha construido en este libro. He leído muchas reseñas en las que consideraban este mundo como uno de los puntos débiles de la historia ya que no está lo suficientemente desarrollado. Estoy de acuerdo con esas personas con eso, pero también tengo en cuenta de que "Una llama entre cenizas" se trata del primer libro de la trilogía y que, por tanto, tiene una función mucho más introductoria de lo que deberían tener sus siguientes partes. Tengo la esperanza de poder conocer más de ese mundo ya que, desde mi punto de vista, tiene un potencial que, por ahora, sólo hemos podido empezar a adivinar. Su religión, sus costumbres, su historia, sus lugares... lo poco que Sabaa Tahir nos ha mostrado ha sido suficiente para llamar mi atención y desear saber mucho más. Otra cosa que también me ha gustado mucho es que la escritora ha roto la eterna norma de "sólo la chica se siente atraída por dos chicos". Por norma odio los triángulos amorosos, me parece una forma innecesaria de complicar la historia, pero me ha gustado que en este caso no sólo haya sido Laia la indecisa, sino que también Elias tiene sus propias dudas en cuanto sus sentimientos. Aplaudo la decisión de romper esa norma porque en la mayor parte de los libros que yo he leído sólo es la chica la que se divide entre dos chicos perfectos, y el chico el que jamás tiene dudas. Además me ha gustado que los protagonistas parecen encajar mucho más con los otros dos personajes que entre ellos mismos (lo que no significa que no tengan química) lo que me hace desear que Sabaa Tahir decida romper también la norma en la cual los coprotagonistas siempre acaban juntos. 

Lo que menos me ha gustado, hace bastante que leído el libro y he tenido que pensar mucho para recordar algo que no me hubiese gustado. Lo cierto es que si ha habido cosas que no me han convencido del todo han sido detalles de la trama y no del libro en sí. Por ejemplo, ha habido momentos en los que Laia ha llegado a ponerme realmente nerviosa, entiendo que se siente culpable por lo que le sucedió a su hermano pero tampoco es necesarios repetirlo cada vez que le toca ser narradora, ha habido momentos en que ha resultado muy pesada. Sin embargo considero que la evolución que ha tenido a lo largo del libro ha sido muy notable y que puede llegar a convertirse en una gran protagonista a lo largo de la trilogía, haciendo que esos primeros momentos de auto-odio  sean necesarios. Por lo demás no soy capaz de recordar nada en particular que no me gustase. 

En resumen, ¿Recomiendo el libro "Una llama entre cenizas"? sin duda alguna, me parece una potente novela que tiene mucho que ofrecer; con un mundo oscuro, personajes desesperados y capaces de hacer cualquier cosa con tal de obtener aquello que más desean, y una gran capacidad para atrapar la atención del lector ya desde la primera página. Se trata de un libro muy a tener en cuenta no sólo por las grandes críticas que está cosechando, sino también por la futura adaptación cinematográfica que ya está confirmada por Paramount Pictures. 



"-Temes no llegar a tener nunca el valor de tu madre. Temes que tu cobardía signifique el final de tu hermano. Ansías entender por qué tus padres eligieron a la resistencia antes que a sus propios hijos. Estás....

-Para...

-Estás llena de vida, Laia. Llena de vida, de oscuridad, de fuerza y de energía. Estás en nuestros sueños. Arderás, ya que eres una llama entre cenizas. Es tu destino. Ser espía de la resistencia....es la parte más insignificante de tu persona. No es nada"



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...