domingo, 27 de marzo de 2016

"Say her name" (James Dawson)


"Roberta, Bobbie, Row no es el tipo de personas que cree en fantasmas. Un reto de Halloween en su ridículamente espeluznante internado no es la gran cosa, especialmente cuando su mejor amiga, Naya, y el guapo chico de la localidad, Caine, están de acuerdo con participar. Son obligados a convocar al legendario fantasma de Bloody Mary: digan su nombre cinco veces frente a un espejo iluminado por velas y aparecerá....pero, sorpresa, sorpresa, no sucede nada. ¿Cierto? A la mañana siguiente, Bobbie encuentra un mensaje en el espejo de su baño: cinco días...¿pero qué significa? ¿y quien lo escribió allí?...."






Cuenta la leyenda que si repites su nombre cinco veces en voz alta y delante de un espejo, ella aparece y se encarga de que sufras la misma terrible muerte que la convirtió en lo que es. Bloody Mary, Verónica, Micaela, Carolina...su nombre y sus orígenes cambian dependiendo del país pero en todos la historia es la misma, adolescentes incautos que mueren asesinados por un fantasma vengativo convocado a través de un espejo. En el fondo pocos son los que creen realmente en estas historias pero todos, en algún momento, nos hemos divertido tentando a la suerte y comprobando si la leyendas podrían ser verdad. Te colocas delante del espejo, pronuncias su nombre y luego te ríes con tus amigos al ver que nada sucede...¿o sí sucede algo?



Bobbie no es una chica a la que le guste mucho llamar la atención, para eso ya está su famosa madre, pero la noche que su mejor amiga acepta el reto de convocar al fantasma de Bloody Mary, Bobbie siente el impulso de demostrar que no es una mosquita muerta y que también ella sabe divertirse como los demás. Junto a un guapo chico al que acaban de conocer, Bobbie y Naya se colocan delante del espejo y pronuncian el nombre del fantasma cuya muerte tuvo lugar en el mismo internado en el que se encuentran. Bloody Mary, Bloody Mary, Bloody Mary, Bloody Mary....Bloody Mary....y como siempre ocurre cuando te haces el valiente, nada sucedió. Ni rastro del fantasma. Riéndose y bromeando, los tres se despiden casi prometiéndose a sí mismos no volver a repetir la experiencia. Sin embargo, al día siguiente Bobbie se encuentra un extraño mensaje en el espejo del baño después de ducharse: "cinco días". Pensando cualquier cosa menos que es un mensaje del fantasma que la noche anterior habían convocado, Bobbie continúa con su vida y con sus clases como si nada estuviese sucediendo. A medida que pasa el tiempo las cosas empiezan a ponerse cada vez más extrañas para los tres y una misteriosa chica que ninguno conoce se aparece por las esquinas cuando no hay nadie mirando. Cuando lo imposible se hace posible; Bobbie, Naya y Caine sólo tienen cinco día para descubrir que le sucedió a la verdadera Mary Worthington varias décadas antes e intentar liberarla antes de que se les acabe el tiempo. A medida que sus descubrimientos avanzan, la presencia de Mary se va haciendo más fuerte y Bobbie no puede evitar dudar sobre la verdadera naturaleza del fantasma. ¿Era realmente tan mala como decían? ¿Era sólo una chica buscando una oportunidad? ¿Qué le pasó realmente la noche que murió?





Si os soy sincera no me esperaba mucho de este libro cuando empecé a leerlo, sólo buscaba una historia de fantasmas que me entretuviese y poco más. Sin embargo, para mi sorpresa, "Say her name" me tuvo totalmente atrapada en las apenas 200 página que dura. Se trata de una novela juvenil suave pero con un argumento lo bastante bien planeado y organizado como para resultar interesante y cumplir con su objetivo de entretener al lector y darle algún que otro escalofrío. Tal vez mi mayor error, o mi mayor acierto, fue empezarlo en plena noche, de forma que me fue muy sencillo imaginar todo lo que el escritor estaba contando. El estilo de escritura de James Dawson es directo, sin dar demasiadas vueltas, pero que consigue mostrar todo lo que está sucediendo y trasmitir una sensación de intranquilidad que va creciendo conforme avanza la historia y que llega a su clímax en los últimos capítulos, para luego darte sólo unos pocos minutos de tranquilidad. Me ha gustado que el escritor no intentase reinventar el género de fantasmas, como está muy de moda últimamente en los libros paranormales, y que se mantuviese en la línea de lo que se espera en este tipo de libros, porque hace mucho que estaba buscando una historia de fantasmas más "tradicional". Esto último, evidentemente, hace que no sea un libro excesivamente llamativo o que pueda interesar a todo el mundo porque puede llegar a ser predecible en algunos momentos pero, en general, para mí fue una muy buena lectura que me ha dado muchas ganas de leer más libros como este. 

Lo que más me ha gustado, la historia de Bloody Mary fue lo que más me ha gustado de este libro. La forma en la que el autor la contó y construyó el personaje de Mary Worthington me atrapó en la historia y me dejó con muchas ganas de saber más. No me importaría que James Dawson escribiese una precuela o una secuela con este personaje como protagonista ya que, de todos los que aparecen en el libro, es el que más profundo y el que más historia tiene. Otra cosa que me gustó de este libro y que me dejó muy buen sabor de boca cuando terminó, es el final que James Dawson le dio al fantasma de Bloody Mary. No me esperaba un final tan propio de las películas de fantasmas en un libro juvenil y me parece un gran giro final que cambia toda la imagen que teníamos del fantasma en los últimos capítulos. Esas dos últimas páginas fueron un gran acierto por parte del autor. 

Lo que menos me ha gustado es que los personajes son demasiado planos, sus personalidades no están muy definidas y se sabe muy poco de ellos o de sus motivaciones. Me parece que el escritor hizo un trabajo bastante bueno con el argumento pero el libro podría ser muchísimo mejor si los personajes fuesen más profundos y no estuviesen tan estereotipados. No es que los protagonistas me resultasen desagradables, de hecho todo lo contrario, me gustaron bastante, pero son los típicos personajes que no eres capaz de recordar al cabo de un tiempo porque no tenían más que la historia central que les definiese. 

En resumen,  "Say her name" es un buen libro para leer un día que te aburras y que te apetezca entretenerte sin necesidad de una historia excesivamente enrevesada, los personajes no dejan mucha huella en el lector pero la historia y la trama son lo bastante interesantes como para eclipsar eso y dejar un buen recuerdo del libro. Tras descubrir a este escritor y disfrutar tanto de su historia, tengo muchas ganas de ver que otras cosas ha escrito y ver que me encuentro. 



"- Mira el mismo borde del espejo. En la esquina.

Bobbie entrecerró los ojos. A primera vista no había nada pero luego miró más fijamente. En el hueco más oscuro del pasillo junto a la escalera de incendios, lo más lejos posible, estaba la chica de pie. Enteramente tiesa, ella esperaba a las afueras del dormitorio. La más delgada cinta de luz golpeaba su piel. Sostenía sus pálidas manos juntas delante de su cuerpo, su pelo una vez más colgando sobre su rostro. Bobbie se quedó sin aliento y se dio la vuelta, tropezando con Caine mientras lo hacía. El pasillo se encontraba realmente desierto. Miró de nuevo al reflejo. Como si se sobresaltara, la chica con el pelo negro avanzó aún más hacia las sombras.

-Oh Dios....

Caine retuvo a Bobbie con fuerza, sus cálidos dedos envueltos alrededor de su brazo. La apretó como si necesitase ser creído.

- Ella está en todos los espejos. Si miras lo suficientemente cerca, está allí. Puedo verla al lado de la carretera en mis espejos retrovisores. Está en los escaparates cuando caminas más allá de ellos. Está en todas partes"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...