domingo, 24 de abril de 2016

"A finger slip" (Pawtal)


"Adaptación moderna de los personajes de Sherlock Holmes y John Watson. ¿Qué hubiera sucedido si el famoso detective y su compañero no se hubiesen conocido aquel fatídico día en el que ambos buscaban un compañero de piso? ¿Qué hubiese sucedido si un mensaje enviado por error les hubiese empujado el uno hacia el otro mucho tiempo antes, en un momento que más necesitaban a un desconocido que les escuchase? ¿Habría sido su relación la misma? ¿Serían demasiado jóvenes para comprenderse? ¿Serían capaces de darse cuenta de lo que habían encontrado?"







Durante más de cien años, los dos personajes más famosos de la obra de Arthur Conan Doyle han servido para alimentar la imaginación de varias generaciones de lectores. Libros, películas, series...parece nunca tendremos bastante de ellos y cuando lo clásico empieza a resultar familiar, cambiamos la perspectiva y contamos una nueva historia. Siempre más allá, siempre cruzando una frontera más. No podemos evitarlo y tampoco queremos, al fin y al cabo Sherlock Holmes y John Watson siguen siendo dos de los personajes favoritos de la literatura universal.




En esta ocasión, voy a hacer algo que nunca antes había hecho en este blog y que, espero, no sea la última vez: reseñar el fanfic que tuve la suerte de encontrar en Internet hace pocos meses y que me enamoró desde la primera hasta la última línea. Basada tanto en las novelas de Conan Doyle como en la famosa y muy recomendable serie "Sherlock" de la BBC, la historia da un pequeño salto hacia atrás en el tiempo y nos muestra a unos jóvenes Sherlock Holmes y John Watson que aún no se conocen y que, si todo es como debe ser, no se conocerán hasta dentro de varios años. Sin embargo, la historia se ve alterada cuando una noche de fiesta, John Watson envía por error un mensaje al número de teléfono equivocado. Un desliz de dedo que termina iniciando una extraña conversación con un arisco y extravagante chico desconocido al que se le da demasiado bien saber cosas que no debería saber. Desde ese momento, las conversaciones entre los dos se hacen cada vez más frecuentes, llegando incluso a depender el uno del otro en las situaciones más difíciles. Sin embargo, a medida que las ganas de Watson de conocer al chico que le habla desde el otro lado del teléfono crecen, Sherlock empieza a mostrarse aún más distante y frío de lo que ya era sin ningún tipo de explicación. Cuando, repentinamente, todo se rompe entre los dos, la pareja tendrá que hacer frente a sus propios sentimientos y  preguntarse que es lo que realmente significa el otro en sus vidas.

Como tal vez ya habréis intuido por el resumen, este fanfic da vida a una de las grandes fantasías que siempre han existido alrededor de los personajes de Conan Doyle. Durante años, muchos han sido los que se han preguntado si realmente la relación entre ambos hombres era simplemente de amistad o tal vez escondiese algo más que el autor nunca llegó a aclarar. La gran química que hay entre los actores que les interpretan en la serie de la BBC ha incrementado aún más esa idea dando lugar, entre otras cosas, a "A finger slip"





Cuando empecé a leer esta historia lo hice con una actitud curiosa pero escéptica, ya que Sherlock Holmes me parece un personaje demasiado complejo y arriesgado que muy pocos escritores son capaces de transmitir de la forma correcta. En el caso de esta historia, a pesar de haber leído algunos momentos en los que realmente veía al detective de mi imaginación, no puedo decir que sea una de esas excepciones donde parece que estás leyendo al escritor original y no a otro. Más en el caso de Watson que en el del Sherlock, el carácter y las reacciones de los personajes se alejan bastante de lo que estamos acostumbrados en ellos y a veces incluso parecen otras personas con el mismo nombre. Sin embargo, esto no es algo que estropee la historia ya que, al menos en mi caso, con el tiempo dejas de imaginarte a Sherlock Holmes y a John Watson para imaginarte a dos hombres con personalidades opuestas que se van enamorando poco a poco a través de mensajes de texto. La historia en sí me encantó y, a pesar de tener un formato en el que todo transcurre a través de mensajes y llamadas y no narración propiamente dicha, es muy fácil imaginarse cómo están actuando los personajes o cómo son sus expresiones en cada momento, por lo que antes de darme cuenta ya estaba completamente sumergida en la historia. La escritora ha sabido montar, a través de dos personajes muy conocidos, una historia sincera donde sus mejores momentos son aquellos en los que se ponía a los personajes a prueba haciéndoles sentir emociones para las que no se veían preparados. 

Lo que más me ha gustado, ha sido la visión que transmite del personaje de Sherlock. Como es normal, los lectores y los espectadores estamos muy habituados a encontrarnos un detective frío y mecánico que parece inmune a cualquier tipo de sentimiento, por lo que a veces es difícil mirar más allá de eso. En este libro, la autora se pregunta que sucedería con el personaje si, de repente, esos sentimientos de los que tanto escapa se adueñasen de él sin que se diese cuenta. Lo cierto es que mientras leía he llegado a sufrir con el personaje, ya que la forma en la que la escritora transmitió su confusión y su resistencia a los sentimientos fue muy realista e intensa. Esto, junto al momento en el que abordó el tema de la adicción a las drogas, consiguieron convencerme de que valía la pena recomendar este libro en el blog ya que creo que, como historia de dos hombres que se enamoran, vale mucho la pena. 



Lo que menos me ha gustado, si hay algo que no me ha acabado de convencer en el fanfic ha sido que lo único que sucede a lo largo de los capítulos es la relación entre Sherlock y Watson. Me hubiese gustado que la escritora abordase más tramas ya que, a pesar de todo, estamos hablando de un personaje que es detective y que ya con esa edad había empezado a dar sus primeros pasos en el mundo de la investigación. De todas formas agradezco que si no se veía capaz de plasmar esa capacidad de deducción que tanto caracteriza a Sherlock, ni de crear un caso lo bastante complicado para él, no se arriesgase, ya que he visto y leído versiones en las que lo han intentado y el resultado ha sido bastante desastroso. Mejor hacer algo bueno que sepa a poco a algo que podría haber sido mejor pero que se estropeó. Lo que sí creo, independientemente de esto, es que ha habido momentos en los que los personajes hacían referencia de forma superficial a situaciones y conflictos que, al parecer, acababan de suceder (por ejemplo un momento en el que se menciona que Sherlock ha denunciado o llevado a juicio a otro personaje) pero que en ningún capítulo los lectores hemos podido leer. Por este motivo, hay algunos momentos en la historia en la que nos quedamos con la sensación de que hay demasiadas cosas en el aire.  

En resumen, ¿recomiendo este fanfic a los lectores más fieles de Conan Doyle? no digo "no" rotundamente pero tampoco creo que podáis encontrar aquí lo que, a lo mejor, estáis buscando. ¿Se lo recomiendo a aquellos que busquen una historia con la que entretenerse de principio a fin y que muestre a personajes vulnerables y una bonita pero difícil relación? Sí. 

Por último, añadir que se está haciendo una webserie con el mismo nombre y basada en este fanfic (aquí la entrada con los detalles) pero que, desgraciadamente, aún no se sabe cuando se empezará a emitir. Por supuesto os avisaré en cuanto tenga alguna noticia. 




(la versión original tiene un epílogo extra que no ha sido traducido en español)



"- Puede que seas la persona más interesante que nunca he conocido.
- No nos hemos conocido
- Detalles sin importancia
- No hay detalles sin importancia"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...