sábado, 21 de mayo de 2016

"Tarzán de los monos" (Edgar Rice Burroughs)


"Tras la muerte de Lord y Lady Greystoke, su hijo es adoptado por Kala dentro de una tribu de simios, en la que su nombre es Tarzán. Con su inteligencia y las enseñanzas de los simios se convertirá en el señor de la selva. Pero el descubrimiento de los hombres y la llegada de una joven blanca, alterará toda su existencia"











Edgar Rice Burroughs empezó a escribir por una sencilla razón: tenía mucho tiempo libre en su empleo y había leído muchas revistas de aventuras que no eran demasiado buenas. Al ver la calidad de dichas historias consideró que él, ignorante de su talento, podría escribir algo igual o un poco mejor que eso. De esta forma fue como publicó su primer cuento de ficción y, ante su éxito, decidió dedicar más tiempo a la escritura, convirtiéndose en uno de los autores más prolíficos de su época y en el padre de uno de los personajes más famosos de la literatura universal: Tarzán. El éxito fue instantáneo, todo el mundo adoraba la historia de ese hombre salvaje que se había criado entre monos. Su fama se extiende hasta nuestros días y pocos son los que no saben su nombre o su historia. Hemos tenido decenas de versiones distintas sobre él y por ese motivo he querido conocer al personaje original leyendo el libro que le dio vida por primera vez.





Todo comienza en el año 1888 cuando John Clayton y su esposa Lady Alice parten rumbo a África para cumplir una misión asignada por el gobierno británico. Durante el viaje, el matrimonio es testigo del terrible trato que el capitán le da a los marineros, hasta el punto de que John Clayton se ve obligado a intervenir para salvar la vida de uno de ellos. Ese acto en favor de un hombre negro le gana el respeto de varios miembros de la tripulación que deciden advertir y proteger al matrimonio del amotinamiento que está a punto de producirse contra los oficiales del barco. Tras un terrible día de asesinatos, el hombre al que Clayton salvó de la muerte decide abandonar a la pareja en una playa cercana a la jungla, sabiendo que no podrá protegerles por mucho más tiempo. Con la promesa  de que alguien será enviado para salvarles, el matrimonio construye un refugio entre los árboles y se prepara para un futuro incierto donde, por encima de todo, temen por la vida y seguridad del hijo que están esperando. Pero nadie viene nunca a buscarles. El tiempo pasa y la tragedia golpea a la familia acabando con la vida de los padres del pequeño, dejándole sólo y abandonado. Apenas unos días antes, una mona llamada Kala perdió a su hijo durante un terrible ataque, el dolor de la pérdida se apodera de ella hasta el punto de que no es capaz de desprenderse del cadáver de su hijo. Mona y humano, madre e hijo, cruzarán sus caminos en el momento en el que más se necesitaban el uno al otro. Así fue como el pequeño recibió por primera vez el nombre de Tarzán, "piel blanca", y se unió a la tribu de los monos que le criaría como si fuese uno de ellos por los veinte años siguientes. Al menos, hasta que las dudas sobre su condición y la llegada de humanos a la jungla cambien por completo la vida del que es el hombre salvaje por excelencia.

Leer este libro es algo que llevo pensando mucho tiempo pero que no sabía si alguna vez llegaría a hacer, lo cierto es que incluso en el momento en que lo empecé tuve algo de miedo por lo que me podía encontrar. Han sido tantas las películas sobre este personaje, empezando por la maravillosa adaptación de Disney, que no sabía si estaba preparada para enfrentarme al personaje original que bien podría resultar ser todo lo contrario a lo que yo conocía. Ya me había pasado antes y no quería llevarme una decepción también con esta historia. Sin embargo, me alegra decir que el libro no sólo no me ha decepcionado sino que me ha encantado, haciendo que la historia de Tarzán me guste aún más que antes.



En los dos días que he tardado en leer el libro he estado completamente atrapada por él y me resultó muy difícil tener que dejarlo durante la noche, incluso a pesar de tener un examen al día siguiente. "Tarzán de los monos" es un libro de aventuras que nos presenta a un personaje muy singular que ha sido criado como un animal pero que en algunas cosas no deja de ser un ser humano y, por tanto, nos presenta situaciones de gran dificultad para el protagonista pero también de gran adaptación a un entorno muy adverso para nuestra especie. La evolución que Tarzán presenta a lo largo de toda la historia es asombrosa ya que vamos viendo como su personalidad, su pensamiento y sus razonamientos van cambiando y creciendo a medida que pasan los años. Se nos muestra a un hombre que pasa por muchas fases en las que rechaza o acepta su condición humana en función de las cosas que va descubriendo, pero que nunca deja de intentar definir quien es realmente. Esa lucha entre querer ser una cosa u otra está muy presente desde el momento que empieza a tener conciencia de quien es hasta el mismo final del libro, y ha resultado ser una de las cosas más interesantes de esta historia. Además, el ritmo de la historia es rápido y fresco, exceptuando algunos escasos momentos de los que en seguida se recupera, por lo que se lee muy fácilmente y no resulta nada pesada. Los personajes, tanto animales como humanos, son muy variados y aportan una gran riqueza a la historia por lo diferentes que son los unos de los otros. Hay personajes que son extremadamente serios y otros que son tan extravagantes que es imposible no reírse con sus apariciones, gracias a esta diversidad la historia ofrece numerosos momentos que quedan para el recuerdo del lector y que permiten que el libro sea más que una simple historia de aventuras. 


Lo que más me ha gustado, ha sido la forma en la que los personajes han llegado al final del libro. A lo largo de toda la historia la acción y las aventuras tenían prioridad sobre otras tramas y los personajes actuaban más siguiendo sus impulsos que pensando razonadamente sobre cómo lo que estaba sucediendo podía afectar a sus vidas. Sin embargo, en los últimos capítulos eso cambia y los personajes, pasada toda la agitación de la jungla y en un entorno más seguro, tienen tiempo a pensar racionalmente en aquello que más les conviene hacer a continuación. Como final del primer libro me ha gustado mucho la forma en la que el autor ha tratado a estos personajes y las decisiones que éstos han tomado, por buenas o malas que fuesen. Lo cierto es que muchas de esas decisiones habrían sido las que habría tomado yo misma de haber estado en su situación, incluyendo la decisión que Jane tomó con respecto a sí misma y a su relación con Tarzán (para mí es comprensible que ella dudase de si sus sentimientos eran reales o fruto de la excitación de la jungla, y que por ese motivo prefiriese escoger aquello que siempre había conocido a enfrentarse a algo para lo que aún no estaba preparada). Todas estas decisiones estaban perfectamente justificadas y resultaron un buen cierre para el inicio de una saga que tengo muchas ganas de leer (al menos sus tres primeros libros) ya que ha dejado abiertas suficientes tramas como para animar al lector a buscar la segunda parte, "El regreso de Tarzán",  y entregarse rápidamente a ella. 

Lo que menos me ha gustado, este apartado es muy complicado por la época en la que el libro fue escrito. Ha pasado más de un siglo desde que "Tarzán de los monos" fue publicado y desde entonces los estudios sobre las capacidades humanas y los niños salvajes han avanzado enormemente, convirtiendo algunas partes de este libro en cosas totalmente imposibles, como por ejemplo el hecho de que Tarzán, con veinte años, sea capaz de aprender a hablar y encima en un periodo de tiempo bastante corto. Si este libro hubiese sido escrito en la actualidad pondría esto como lo más negativo pero, al no ser así, no puedo considerarlo de esa manera. Prefiero, aún así, indicarlo en este apartado ya que a veces puede resultar muy chocante para el lector la facilidad que tiene Tarzán para llevar a cabo ciertas cosas que no debería ser capaz sin haber estado en contacto con otros seres humanos. Ya que no considero lo anterior como algo malo debido a su época, diré que en algunos momentos el libro puede llegar a ser un poco pesado y lento pero que yo recomiendo paciencia en esos momentos ya que realmente vale la pena. 

En resumen, suelo ser muy cautelosa al recomendar libros clásicos ya que no todo el mundo se siente atraído por libros escritos hace tanto tiempo y más aún si se trata de una novela de aventuras tan antigua, ya que tal vez no cumpla las expectativas del lector. Sin embargo, sí que recomendaría este libro a aquellas personas que realmente disfrutan con las películas de Tarzán y con su historia ya que, al menos en las versiones que yo he visto, el personaje se ha mantenido bastante cercano al original. A aquellos que, por el contrario, nunca les haya terminado de convencer o atraer estas películas no sabría si aconsejarles el libro ya que probablemente tampoco les convencerá. Pero como siempre eso queda a vuestra elección, espero que si alguien se anima lo llegue a disfrutar tanto como yo. 





"Comprobó también que el guardapelo se abría y, al presionar el broche oculto, las dos mitades se separaron y en cada una de las caras interiores aparecieron sendas miniaturas en marfil. Una de ellas era el retrato de una dama de gran belleza y la otra muy bien podría ser el hombre que en aquel momento tenía al lado, aunque se apreciaba una sutil diferencia en la expresión del rostro, algo difícil de definir. 

Jane Porter miró a Tarzán, al que sorprendió inclinado sobre ella para ver mejor las miniaturas, a las que miraba con cara de asombro. Alargó la mano hacia el medallón y lo tomó de la mano de la muchacha. Examinó los retratos con inconfundibles muestras de sorpresa y renovado interés. Su actitud indicaba con total claridad que lo veía por primera vez, que no se le había ocurrido nunca que el guardapelo pudiera abrirse"


2 comentarios:

  1. Me pasa como a ti, me gusta leer estos libros cuya historia se conoce desde hace tanto tiempo por adaptaciones, para conocer cuál fue la historia original. Y gracias a eso descubrí libros que me encantaron como Peter Pan. Pero también me da miedo que sea aburrido o no aporte nada nuevo.
    Me ha parecido curioso cómo empezó la historia de Tarzán; no sé si aparece en alguna de sus múltiples adaptaciones audiovisuales, pero es que tampoco recuerdo si he llegado a verlas de principio a fin.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he visto todas las versiones que se han grabado pero sí que es cierto que la historia de los padres ha quedado bastante abandonada en estas películas y es una pena, porque me parecieron capítulos muy interesantes. Además de que muchas cosas que les sucedieron terminaron afectando a Tarzán antes o después. Espero que en la nueva versión que se estrena este Julio cuenten un poco de esa parte del libro porque también sirve para explicar como fue la incorporación de Tarzán a la civilización.

      Me llama la atención lo que dices del libro de Peter Pan, lo pondré en mi lista de pendientes ;) un beso!

      Eliminar

¿Y tú, qué opinas?...