domingo, 30 de octubre de 2016

Película: "Ana y el rey" (1999)


"Tailandia, finales del siglo XIX. La vida de la institutriz británica Ana Leonowens, contratada por el Rey de Siam para que educara a sus cincuenta y ocho vástagos. Nada más llegar a estas desconocidas y exóticas tierras, Ana se ve inmersa en una lucha de ingenio con el obstinado soberano"












Ana Leonowens fue una institutriz inglesa que vivió entre 1834-1915 y que se hizo famosa gracias a sus memorias, en las que contaba sus viajes y sus años de enseñanza a los hijos del rey  Mongkut, en Siam. Durante cinco años residió en la corte del rey, conviviendo con las costumbres del país y llegando a tener una relación muy estrecha con el monarca, quien recordó a Ana y a su hijo en su testamento, aunque el legado nunca les fue entregado. Finalmente, abandonó el país casi al mismo tiempo que el monarca fallecía por causa de la malaria. Su hijo, Chulalongkorn, asumía entonces su derecho al trono. A pesar de la cariñosa carta que éste le envió a la que había sido su profesora, en ningún momento llegó a invitarla a regresar a Siam ni a educar a sus descendientes. Sin embargo, gracias a las enseñanzas sobre la libertad y la dignidad del ser humano de Ana y la visión de futuro de su padre, el nuevo rey abolió la esclavitud en Siam, llevó a cabo una reforma del sistema judicial y declaró la libertad de religión en el país. Se han hecho numerosas adaptaciones de los diarios de Ana Leonowens, entre ellas la película "Ana y el Rey", protagonizada por Jodie Foster y Chow Yun-Fat, y que hoy os quiero recomendar. 





Todo comienza con un carta que el rey Mongkut envía a la profesora Ana Leonowens, solicitándole sus servicios para educar a sus 58 hijos y conseguir, así, el avance de su país en un mundo que es cada vez más occidental. Admirada por los objetivos del rey y empujada por sus propias necesidades económicas, Ana acepta el trabajo y pone rumbo a Siam con la única compañía de su hijo de diez años y una pareja mayor. Una vez allí, se da cuenta de que las cosas no van a ser tan sencillas como parecía en un principio. El rey no parece comprender la necesidad de la institutriz de vivir fuera de palacio, alejada de la forma de vida del harén y renunciando a los esclavos que se le han ofrecido. Además, el príncipe heredero muestra su descontento por la presencia de una mujer inglesa y por su hijo, el cual es el único niño con el valor de enfrentarse a él sin tener en cuenta su diferencia de rango. Ambas familias tendrán que aprender a ponerse en el lugar del otro y comprender sus diferentes puntos de vista. Cuanto más lo intentan más se dan cuenta de que las cosas que les separan son menos importantes que las que les unen. Pero no todos parecen estar de acuerdo con eso y algunos están dispuestos a hacer cualquier cosa por frenar los cambios que el rey Mongkut está tan ansioso por llevar a cabo. 

Esta película siempre ha sido una de mis favoritas. Cuando era pequeña la emitían continuamente en la televisión y daba igual cuántas veces la hubiese visto, nunca me la perdía. Este año la he recuperado del baúl de los recuerdos y me he vuelto a enamorar de la historia, los personajes, los decorados... "Ana y el rey" siempre ha sido una película muy especial, aunque nada cercana a lo que les sucedió realmente a las personas a las que hace referencia. 


Una de las cosas que me conquistan de esta película es la ambientación exótica que nos muestra y el cruce de culturas, tanto en lo bueno como en lo malo, que protagonizan Ana y Mongkut. Se trata de una historia sobre cómo las diferencias culturales pueden ser pasadas por alto si nos damos la oportunidad de conocernos los unos a los otros, olvidando los prejuicios y las falsas creencias. Esta película transmite ese mensaje menzclándolo con muchas otras tramas como la amistad, las conspiraciones, las traiciones, la injusticia y, en pequeñas dosis, el amor. Ver esta película es ver muchas historias distintas, ya que el guión está compuesto por varios hilos argumentales que intentan mostrar como era la cultura de Siam y su contraste con la cultura Inglesa, pero también añaden una trama más de acción, que es la conspiración que se está llevando a cabo contra el rey, para aquellos espectadores que busquen algo más ameno. A nivel visual, es preciosa; los paisajes, los decorados, el vestuario...no me extraña que fuese nominada los Premios Oscar a mejor dirección de arte y mejor diseño de vestuario. No sé hasta que punto esta ambientación es fiel a la época real en la que transcurre, pero ha conseguido despertar mi interés por leer más sobre ella. 

En general, se trata de una película muy sencilla y entretenida, que resulta fácil de ver. No se hace larga, ya que continuamente están sucediendo cosas nuevas y la trama nunca se enreda demasiado como para perder el hilo de lo que está ocurriendo. Una historia bonita, respaldada por un fuerte reparto en el que nos podemos encontrar un jovencísimo Tom Felton y a los experimentados Jodie Foster y Chow Yun-Fat, quienes aportan unas magníficas actuaciones. 


Lo que más me ha gustado... hay tantas cosas que adoro de esta película que me resulta muy difícil escoger sólo una. Pero si tengo que quedarme con algo es, sin lugar a dudas, Jodie FosterChow Yun-Fat y los personajes que interpretan. No sé si es solo cosa mía, pero la química entre los dos es palpable a través de la pantalla y sus personajes realmente parecen estar hechos para enfrentarse y entenderse. Mi fascinación por ellos ha llegado hasta el punto de que me gustaría poder leer las memorias de la auténtica Ana y saber cómo eran realmente. Sé que no encontraré en esos libros las versiones que la película me ha mostrado una y otra vez a lo largo de los años, pero creo que disfrutaría mucho conociendo como era la verdadera sociedad de Siam. Desgraciadamente los libros llevan muchos años descatalogados en España y resultan imposibles de encontrar. 


Lo que menos me ha gustado es el poco rigor histórico de la película. Si no hubiese conocido esta película hace tantos años y la estuviese viendo hoy por primera vez, no habría conseguido provocarme el mismo efecto. Me gustaría, por supuesto, pero no creo que se convirtiese en una de mis favoritas ya que actualmente valoro mucho que las películas muestren un reflejo fiel de la época en la que se ambientan. Así que, si a vosotros os pasa lo mismo, no veáis esta película buscando una lección de historia, sino una bonita historia de amor y amistad a través de las culturas. 

En resumen, si no sabéis que película ver una tarde de sábado lluvioso, os recomiendo darle una oportunidad a "Ana y el rey". Una historia compuesta por múltiples historias, grandes actores y una cultura tan hermosa como diferente. No se trata de una película excesivamente original, pero a veces lo que más nos apetece es algo que sabemos exactamente como va a transcurrir, y que nos conquiste mediante esa sencillez. 




"-Su esposo debe haber sido muy comprensivo.
- Mi esposo nunca se sintió amedrentado por mis ideas u opiniones. 
- Y debido a que yo tampoco, voy a permitir que esté de pie en mi presencia, 
asegurando que su cabeza no esté más alta que la mía. 
- Gracias, su majestad 
(Ana se retira de la habitación)
- Su majestad, pienso que esta mujer ha causado suficientes insultos, considerándose igual que a un hombre.
- No igual a un hombre, Chao Phya. Igual a un rey"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...