domingo, 27 de noviembre de 2016

"Carmilla" (Joseph Sheridan Le Fanu)


"La historia tiene lugar en Styria donde Laura, la joven narradora, vive en un vetusto castillo con su anciano padre y unos pocos sirvientes. Carmilla aparece por primera vez en escena cuando Laura cuenta con tan sólo seis años. Tras dormirse en los brazos de Carmilla, se despierta sobresaltada al sentir dos agujas clavándosele en el pecho. Su niñera y el ama de llaves, que entraron en la habitación al escuchar sus gritos, no encontraron a nadie ni marca alguna en su pecho.
Carmilla reaparecerá trece años después, cuando el carruaje en el que viaja junto con su elegante madre tiene o simula tener un accidente cerca del castillo de Laura, y Carmilla debe quedarse para recuperarse"






¿Quien no se ha estremecido alguna vez con la crueldad del Conde Drácula? ¿Quien no se ha dejado cautivar por él, ya sea por medio de las páginas o por las carismáticas actuaciones de los actores que le han dado vida?¿Quien no le ha nombrado, al menos en una ocasión, como el vampiro por excelencia? Lo queramos o no, el personaje de Bram Stoker marcó el inicio de una tendencia que llega hasta nuestros días y que hace muy difícil imaginarse la existencia de los vampiros en la literatura antes de la aparición del transilvano. Sin embargo, si vamos unos pocos años más atrás, veremos que la hermosa Carmilla nos está esperando entre las sombras, dispuesta a hechizarnos y susurrarnos al oído, mientras, poco a poco, sus colmillos alcanzan nuestro cuello. 


"Carmilla" es un relato escrito por Joseph Sheridan Le Fanu en 1872 y que cuenta la historia de la Laura, una joven de familia acomodada que vive con su padre y con dos damas, ya mayores, en una mansión alejada de pueblos y ciudades en los que poder socializar. Su aislamiento ha convertido a Laura en una joven confiada y deseosa de iniciar amistades con chicas de su edad, sean quienes sean. Cuando una noche, durante un paseo por el jardín, su familia y ella presencian un terrible accidente y corren en auxilio de las afectadas, Laura conoce a una hermosa joven llamada Carmilla. La madre de la chica suplica a la familia que se hagan cargo de ella, ya que debe continuar urgentemente su camino y no puede esperar a que su hija se recupere. Ante la urgencia y miedo de la mujer, el padre de Laura accede con la promesa de cuidar de la joven durante los siguientes tres meses. Laura y Carmilla en seguida se hacen amigas y pasan cada momento que pueden juntas. Poco a poco, Carmilla empieza a mostrar una gran dependencia hacia Laura, llegando a comportarse de una manera extraña y obsesiva hacia ella. Su conducta inquieta a la joven, pero sus preocupaciones en seguida son sustituidas por otras cuando empieza a experimentar los primeros síntomas de la extraña enfermedad que, en las últimas semanas, está acabando con las vidas de las campesinas de los alrededores. Cuando la salud de Laura empieza a empeorar cada vez más, su padre inicia una carrera contrarreloj para descubrir que es lo que está sucediendo y pararlo antes de que sea demasiado tarde. 

Escogí este relato, de apenas cien páginas, como reto de este mes, ya que hace tiempo que siento curiosidad por la historia pero nunca llegaba a leerla por un motivo o por otro. Finalmente, hace dos semanas me puse con ella y me quedé muy sorprendida, en algunos momentos positivamente y en otros muy negativamente. 






La historia es muy fácil de leer, apenas se tarda unas pocas horas, y resulta sencillo introducirse en la trama y sentir interés por el personaje de Carmilla que es, de lejos, el más fascinante de la novela. Con el paso de los capítulos somos testigos de cómo la obsesión de Carmilla por Laura se va haciendo cada vez más intensa y peligrosa, pero, al mismo tiempo, la tensión romántica entre ambas protagonistas resulta palpable para el lector, quien termina encontrándose confuso sobre el destino que realmente desea para ellas. Cuando empecé el relato, creía que esos sentimientos iban a ser mucho más implícitos de lo que al final terminaron siendo; no es que el escritor manifestase completamente la inclinación que esa amistad tenía, ni que escribiese escena explícitas sobre ello, pero la intención está clara en cada una de sus interacciones y me llamó mucho la atención debido a la época en la que la novela fue escrita. La relación entre las protagonistas ha resultado ser una de las cosas más fascinantes y positivas de todo el libro. El resto de los personajes me resultaron bastante interesantes, aunque al final todos terminaron quedando a la sombra de la antagonista. Creo que si la novela se hubiese extendido un poco más, y hubiese tenido un final más adecuado, el escritor habría podido explotar más el potencial de los demás personajes, aprovechándolos de la forma en la que ellos se merecían. Este es uno de los puntos negativos de la historia, que todo aquello que el escritor pudo explorar terminó quedando demasiado en la superficie. 

En general, la historia me ha gustado bastante y creo que tiene muchas cosas positivas, pero también creo que el escritor podría haberla aprovechado muchísimo más, ya que hay cosas que me resultaron muy decepcionantes. Tras una segunda lectura de las partes que más me llamaron la atención, me he dado cuenta de que hay detalles que en un principio no había captado, así que más adelante me gustaría poder leerla una vez más, con la esperanza de que esas cosas que no me gustaron adquieran un nuevo matiz que me resulte más positivo. 

Lo que más me ha gustado ha sido, sin lugar a dudas, el personaje de Carmilla. Me hubiese gustado que el escritor profundizase más en ella ya que se nota que tiene una gran historia detrás y que es mucho más peligrosa de lo que aparenta a simple vista. Su personaje es fascinante, seductor, carismático...lo tiene todo para ser una gran antagonista y es una pena que este relato no le sacase más provecho a su potencial. 

Lo que menos me ha gustado ha sido el final. A pesar de que los primeros capítulos son bastante sencillos, en seguida me enganché a la historia y llegó un momento en el que no era capaz de dejar de leer. Estaba deseando saber que iba a suceder a continuación y pensaba que iba a encontrarme con un final explosivo, cosa que, desgraciadamente, no fue así. El final fue tan repentino que ni siquiera fui capaz de creerme que el libro ya había terminado. Literalmente, lo primero que dije cuando llegué al final fue "...¿en serio? ¿ya está? ¿así termina?". Me quedé muy decepcionada con la forma en la que el escritor acabó su novela, durante cien páginas construyó una antagonista seductora y peligrosa que consigue despertar el interés del lector por sí misma, sin ayuda del resto de los personajes, y al final termina su historia de la forma más sencilla que uno podría imaginarse. Personalmente, no estoy nada satisfecha con ese final. 

En resumen, "Carmilla" es una novela muy sencilla de leer y que recomiendo a todos aquellos a los que les gusten las historias de vampiros, aunque debéis tener muy en cuenta ese final que, para mí, es lo peor del libro. La historia es interesante y no se hace nada pesada, así que si queréis darle una oportunidad, espero que os guste. Como curiosidad, añadir que esta novela se ha adaptado en numerosas ocasiones, pero siempre dentro de otras historias y nunca dejando que esta fuese la protagonista. La única adaptación total que se ha hecho, es la famosa webserie "Carmilla" (aquí) que la adapta a la época moderna y que ya cuenta con varias temporadas y una futura película. 





"- Fue en una noche como ésta que llegaste aquí- dije
- ¿Y estabas así de pensativa la noche que yo llegué?- casi susurraba- ¿estás contenta de mi venida?
- Encantada, querida Carmilla- respondí
- Y has pedido la pintura en la que ves un parecido conmigo, para colgarla en tu habitación- murmuró con un suspiro, apretando más su brazo alrededor de mi cintura y dejando caer su linda cabeza sobre mi hombro.
- ¡Qué romántica eres, Carmilla!-le dije- si alguna vez me cuentas tu historia, seguro que consistirá sobre todo en algún gran romance. Estoy segura, Carmilla, de que has estado enamorada; que, en este mismo momento, tienes en curso algún asunto sentimental.
- Jamás me he enamorado de nadie, y jamás me enamoraré- susurró-; a menos que sea de ti"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...